Equipo de Formación Interdiocesano

El equipo de formación a nivel interdiocesano fue creado con el propósito de apoyar al coordinador de Formación Interdiocesano en su función de responder a las necesidades en la formación de toda la Asociación de AJPC/YAFC. Dicho servicio está en capacitar, entrenar y edificar a los equipos de formación, con la finalidad de lograr que ellos mismos implementen el Plan de Formación de AJPC/ YAFC.

Este equipo también ofrece planificación, organización, implementación y asesoramiento del proceso de formación a las comunidades que lo necesitan, especialmente aquellas comunidades que no cuentan con el apoyo de un equipo de formación. También realiza evaluaciones y genera reportes de cada actividad con el fin de mejorar el servicio.

El equipo de Formación Interdiocesano está integrado por personas que tienen una visión amplia de lo que es la Asociación Jóvenes Para Cristo. Miembros que se interesan porque la formación sea unificadora, de calidad y sirva para el crecimiento de AJPC/YAFC.

Actualmente el Equipo de Formación Interdiocesano está integrado por:
Amparo Sánchez, Coordinadora del EFI, 951-323-9803
Cesar Flores, Sub Coordinador del EFI, 951-384-8135
Cesario Sánchez, 714-620-4380
Lázaro Cano, 949-230-0567
Carlos Aguirre, 714-608-6512
Martin Hernández, 714-400-6958
Araceli Islas, 714-673-8687
María Bañuelos, 714-470-1361
Raudel Gonzales, 714-404-0068
Rogelio Vázquez, 951-708-0161
Arturo Vega, 714-336-2027

amparo
Amparo
cesar
Cesar
cesario
Cesario
lazaro
Lázaro
carlos
Carlos
martin
Martin
araceli
Araceli
maria
Maria
raudel
Raudel
roy
Roy
arturo
Arturo

El Equipo de Formación Interdiocesana pide de sus oraciones para que Jesús sea la luz que guíe sus pasos en esta misión tan importante que le ha sido encomendada y para que sean fieles al llamado de llevar la sana doctrina:

 

“Te ruego delante de Dios y de Cristo Jesús, juez de vivos y muertos, y en nombre de su manifestación y de su reino: predica la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, rebatiendo, reprendiendo o aconsejando, siempre con paciencia y dejando una enseñanza. Pues llegará un tiempo en que los hombres ya no soportarán la sana doctrina, sino que se buscarán maestros según sus inclinaciones, hábiles en captar su atención; cerrarán los oídos a la verdad y se volverán hacia puros cuentos.
Por eso debes estar siempre alerta. Supera las dificultades, dedícate a tu trabajo de evangelizador, cumple bien tu ministerio.” 2 Timoteo 4,1-5